Fuentes de financiación a corto plazo

Fuentes de financiación a corto plazo

Héroe Financiero » Blog » Tipos de financiación » Financiación de circulante » Fuentes de financiación a corto plazo

Las empresas necesitan financiarse en su día a día para dotarse de los recursos necesarios con los que llevar a cabo su actividad. Sin embargo, no todas las fuentes de financiación son iguales. Es más, muchas de ellas llegan a pasar inadvertidas para muchos empresarios. Por esta razón, en este post recordaremos cuáles son las principales fuentes de financiación a corto plazo que puede utilizar una empresa.

Cuenta de crédito

Cuando la empresa quiere disponer de medios financieros para prever posibles necesidades pero no sabe exactamente qué cantidad precisará, puede pedir una cuenta de crédito. Esta modalidad consiste en que la empresa firma un contrato con una entidad financiera y esta pone a su disposición una cuenta corriente con un límite de dinero. Así, la empresa puede disponer del dinero de esta cuenta mediante la emisión de talones, y después, pagará intereses por la cantidad de la que haya dispuesta, justo con una comisión por la cantidad de la que no haya dispuesto.

Crédito comercial

Es la financiación automática que consigue la empresa cuando deja a deber las compras que realiza a los proveedores. La empresa puede trabajar con los diferentes materiales y suministros adqueridos, lo que implica una financiación para la empresa durante el tiempo que tarde en pagar las facturas. Si el proveedor no hace ningún descuento por pagar al contado, esta financiación será gratuita.

Descuento de efectos

Antes de su vencimiento, las deudas de clientes documentadas en letras pueden cederse a una entidad financiera, que anticipará su importe en cuenta una vez deducidas ciertas cantidades en concepto de comisiones e intereses. Al interés que el banco cobra por anticipar ese importe antes de su vencimiento se le llama descuento, y es lo que da el nombre al conjunto de la operación. No obstante, si la letra resultara impagada, el banco cargará el mencionado importe, además de los gastos de devolución, en la cuenta de la empresa, pues esta responde en todo momento ante el banco de la solvencia de sus clientes.

Factoring

Es otra forma de financiación empresarial que consiste en la venta de todos los derechos de crédito sobre clientes a una empresa denominada factor, la cual proporciona a la empresa una liquidez inmediata, y le evita el problema de los impagados y morosos, ya que, a diferencia de la modalidad de descuento, la empresa no responde del impago de sus clientes. El inconveniente de esta modalidad es el elevado coste de interés y comisión que implica. Ver más información aquí

Confirming

Es un servicio financiero que ofrecen algunas entidades de crédito a las empresas para gestionar sus pagos a los proveedores nacionales, y que incluye, para el acreedor, la posibilidad de cobrar las facturas con anterioridad a su fecha de vencimiento. El confirming funciona de la siguiente forma: la empresa entrega sus facturas a una entidad de crédito. El banco será el encargado de pagarlas el día del vencimiento sacando el dinero de la cuenta de la empresa, por lo cual le cobrará una comisión. Además, el banco le envía un comunicado al proveedor, informándole de la fecha en la que cobrará y ofreciéndole la posibilidad de cobrar antes de su vencimiento, con el consiguiente cobro de intereses. Se puede considerar una forma de financiación para el proveedor, aunque aquí la iniciativa proviene del cliente. ¿Quieres saber más acerca del confirming?

Descubierto en cuenta

El descubierto en cuenta, o los populares "números rojos", es una fuente de financiación poco habitual que consiste en la utilización de un importe superior al saldo disponible en una cuenta corriente. Por ejemplo, una empresa tiene una cuenta corriente bancaria con un saldo de 100 € y expide un talón por importe de 80 €. El banco puede pagar la totalidad del dinero y dejar los 20 € en números rojos, con lo que estaría financiando a la empresa. Como es obvio, la empresa deberá pagar a posteriori unos intereses por la cantidad que ha dispuesto en forma de descubierto en cuenta. Pese a ello, la ventaja de esta modalidad financiera es que la disposición del dinero se consigue de forma inmediata, sin tener que presentar garantías, si bien los intereses suelen ser más altos que en otros métodos.