Tendencias sobre TPV. Qué es, cómo funciona y cuánto dura una TPV

Al primer TPV que salió al mercado para pagar con tarjeta, la imprinter, se le unen carretes fotográficos, casetes, discos de vinilo, discos de ordenador, videos, cintas Beta y VHS, en un largo etc. de tecnología obsoleta. Por eso, desde el Héroe Financiero se busca que sus clientes tengan acceso a las últimas innovaciones tecnológicas en relación a la gestión de sus cobros, ofreciendo en lo relativo a los TPVs un compromiso tecnológico, que permite a sus clientes disponer de las últimas innovaciones, tales como TPVs GPRS (TPV Móvil) con firma digital.

Historia de los TPV y nuevas tendencias

La primera tarjeta de España se expidió en abril de 1971, según Víctor Arroyo, responsable del archivo histórico del Héroe Financiero. Las primeras tarjetas, eran exclusivamente de crédito, carecían de banda magnética en el reverso, caducaban a los seis meses y el crédito ascendía a un máximo de 25.000 pesetas. Para realizar el pago se utilizaba el imprinter, más conocido con el nombre de bacaladera y se telefoneaba al banco para confirmar que existía saldo. A la máquina antecesora del datáfono se le denominó bacaladera por el ruido que hacía al imprimir los números en relieve sobre un formulario, ruido similar al cortador de pescado de los ultramarinos.

El Banco de Bilbao se convirtió en el precursor del dinero de plástico en España al firmar en 1970 un acuerdo con Bank of América para emplear el sistema Bankamericard, germen de la futura Visa. El lanzamiento de la primera tarjeta superó las expectativas iniciales. A los tres años operaban medio millón.

Las primeras operaciones se restringían a un puñado de comercios asociados y a El Corte Inglés, aunque poco a poco se generalizó su uso y se sofisticó su funcionamiento.

A finales de los años ochenta empezaron a desaparecer las bacaladeras y aparecieron los primeros datáfonos, capaces de leer las bandas magnéticas y enviar la información al banco de manera telemática. En 1985 aparece la primera tarjeta de débito.

Los datafonos permiten la transferencia de fondos de la cuenta del titular de la tarjeta de débito o crédito a la cuenta del establecimiento donde se hace la compra, con lo cual, la transacción es mucho más rápida y directa en comparación al procedimiento que se realizaba con la bacaladera, donde el propietario no recibía el dinero hasta que llevaba al banco los justificantes de las operaciones realizadas.

En la actualidad, los cambios en la forma de realizar los cobros con tarjeta, se aceleran. Así, el futuro se conjuga en presente con la tecnología contactless, que permite realizar operaciones simplemente acercando la tarjeta al terminal del comercio.

¿Tendrá el datáfono los días contados tal y como lo conocemos hasta ahora?

Los Smartphone parecen perfilarse como alternativa para la realización de pagos en los comercios, para ello Héroe Financiero ofrece a sus clientes Smartpay por solo 8 euros al mes.

Otras importantes ventajas para el comerciante que ofrece Héroe Financiero en relación al cobro con tarjeta son:

Tarifas planas de comisiones, estableciéndose una cuota fija mensual donde se incluyen todos los costes del TPV hasta un determinado límite de facturación (en función del bono contratado).

Mantenimiento sin costes del TPV y con un compromiso de reparación y/o sustitución en caso de avería en menos de 48 horas.

Compromiso tecnológico. Moderna tecnología, incluyendo los TPVs GPRS (TPV Móvil) con firma digital.

Gratuidad de las comunicaciones en el caso de TPV Móvil.

El Héroe Financiero, permanecerá atento a los cambios y tendencias que se produzcan, para ofrecer a sus clientes las últimas novedades en todo lo relacionado al TPV. Y para dar respuesta a la pregunta del titular, el TPV de mi empresa durara hasta que el Héroe Financiero gracias a su compromiso tecnológico, lo cambie por otro con la última tecnología.

Ver los comentarios

No hay comentarios aún.

Deja un comentrio