Guía completa sobre los seguros de responsabilidad civil

Según el artículo 1902 del Código civil, “el que por acción u omisión cause daños a otro, interviniendo culpa o negligencia está obligado a reparar el daño causado“, siendo este articulo la razón de ser de los seguros de responsabilidad civil, ya que con su contratación la compañía aseguradora se compromete a indemnizar al asegurado del daño que pueda experimentar su patrimonio a consecuencia de la reclamación que le efectúe un tercero.

La cobertura de un seguro de responsabilidad civil, asegura por lo tanto, el pago de las indemnizaciones por daños corporales, materiales o patrimoniales causados a terceros que pudieran ser culpa del asegurado o de las personas de quien deba responder, por hechos derivados de su vida privada o profesional, además de cubrir la constitución de fianzas y costas judiciales exigidas al asegurado por reclamaciones de terceros, siempre que el motivo de la reclamación esté incluido en esta cobertura.

Las reclamaciones por daños y perjuicios, pueden llevar a una familia, autónomo o empresa a comprometer su patrimonio en el caso de haber causado daños cuantiosos, pudiendo incluso no ser suficiente este para pagar los gastos ocasionados.

¿Qué tipos de seguros de responsabilidad civil existen?

La tipología de los seguros de responsabilidad civil abarca casi todos los tipos de responsabilidades que pudieran afectar a las empresas, profesionales o particulares, siendo las principales modalidades las siguientes:

  • Seguro de responsabilidad civil para particulares, que tiene por objeto cubrir la responsabilidad civil del asegurado y de las personas o animales que con el convivan y que pudieran ocasionar un pago de indemnizaciones, como civilmente responsable de los daños causados accidentalmente a terceros. Este tipo de seguros suele utilizarse también para cubrir al asegurado como propietario o inquilino de viviendas dedicadas a residencia del asegurado.
  • Seguro de Responsabilidad Civil de Caza y Pesca, que tiene como finalidad cubrir las responsabilidad que se pudieran ocasionar en el ejercicio de dichas actividades, ya que si bien la pesca de caña parece menos susceptible de generar perjuicios a terceros, la pesca con arpón o la caza, son actividades que en más de una ocasión han generado accidentes, incluso en algunos casos mortales.
  • Seguros de responsabilidad civil general para empresas o autónomos por los daños que estos pudieran ocasionar en el ejercicio de su actividad,  garantizando los importes de las reclamaciones como consecuencia de daños directos, materiales o personales que causen un perjuicio a un reclamante. Dentro de esta tipología el Gerentes y Administradores, que permitirá a estos sentirse respaldados en tus decisiones, ya que ofrece cobertura para proteger el patrimonio personal de los gerentes frente a reclamaciones o demandas de terceros, así como las consecuencias económicas y los gastos de defensa y fianzas que se deriven del proceso de defensa. Adicionalmente se cubre la Responsabilidad Civil Corporativa.
  • Seguro de Responsabilidad Civil Profesional, que ampara al asegurado contra reclamaciones por perjuicios ocasionados por errores de índole profesional, siendo este tipo de seguros el que cubre a empresas como  gestorías, asesorías, consultorías, empresas de ingeniería, empresas de informática, abogados, etc.

Ventajas e inconvenientes de los seguros de responsabilidad civil

La única desventaja de este tipo de seguros es la de tener que pagar la prima, por lo demás todo son ventajas, aunque como en todos los seguros, estas no se palpan hasta que se produce una contingencia que cubre el seguro. Es en este momento, cuando este tipo de seguros cobran especial importancia, ya que salvaguardan el patrimonio de familias y empresas, evitando de esta manera que el trabajo de toda una vida se pierda por la desgracia de un accidente fortuito que pueda ocasionar una quiebra familiar o empresarial.

 

 

Ver los comentarios

No hay comentarios aún.

Deja un comentrio