Factoring, la alternativa de financiación

El factoring es una modalidad de financiación a corto plazo que permite a las empresas anticipar el importe de los créditos comerciales de sus facturas. Esta modalidad esta en continuo crecimiento y cada vez es más utilizada por las empresas.

El factoring tiene una tasa de crecimiento del 8% anual en promedio, extendiéndose, a partir de 1960, a prácticamente todo el planeta.

En la actualidad, el número de firmas de factoring operando es de casi 2.000, convirtiendo así a esta forma de financiamiento en una de las fuentes de fondos de corto plazo más utilizadas por las pequeñas y medianas empresas.

Cerca de 500.000 empresas se financian hoy mediante la venta anual de más de 500 millones de facturas por casi 2.000 millones de dolares estadounidenses.

En España en los últimos años el crecimiento del factoring ha sido prácticamente de un 150%. Nos encontramos pues ante una poderosa herramienta de financiación a corto plazo para las empresas cada vez más utilizada.

Principales características del factoring

  • Financiación. Es un producto habitual para la financiación de circulante que permite anticipar el importe de los créditos comerciales de las facturas emitidas por las empresas.
  • Rapidez. Suele ser una manara rápida de financiarse a corto plazo, sin grandes formalidades.
  • Soporte. En el factoring la operación se soporta en una factura a cobrar por la venta de bienes o la prestación de servicios. Se diferencia en este aspecto del descuento comercial, ya que en este el soporte es un efecto comercial (letra, pagaré o recibo negociable).
  • Flexibilidad. El anticipo es flexible tanto en tiempo como en cuantía, de manera que se puede pactar anticipar solo un determinado porcentaje de las facturas adeudadas por un cliente, y reservar el resto para ser abonado a vencimiento.
  • CIRBE. Reducción del endeudamiento bancario de cara al sistema financiero (riesgo CIRBE).
  • Solvencia. El análisis de la solvencia se centra en el cliente al que vende la empresa que solicita la financiación.
  • Riesgo de impago. Si se realiza bajo la modalidad sin recurso prevé la cobertura del riesgo de impago.
  • Clasificación de la solvencia. Las entidades financieras realizan estudios de solvencia de los clientes.
  • Ratios del balance. Se reducen los saldos de clientes, mejorando por esta vía los ratios del balance.

En definitiva, nos encontramos ante una poderosa herramienta de financiación para las empresas cada vez más utilizada, que permite conseguir recursos financieros para afrontar los compromisos de pago contraídos por las empresas.

Factoring internacional

También es una herramienta cada vez más utilizada en el marco del comercio internacional, por aquellas empresas que ya están vendiendo actualmente o que quieren abrirse a nuevos mercados exteriores eliminando incertidumbres.

El factoring intenacional es un instrumento financiero especializado en la gestión de créditos derivados de la venta de bienes y prestación de servicios, por el cual se cede a la entidad financiera, con y “sin recurso” contra el cedente (exportador), de un medio de pago, aceptado o no, que implica diferimiento en el cobro del mismo.

Ver los comentarios

Aún no hay respuestas

Deja un comentrio