Renting tecnológico, la herramienta para la renovación de los equipos informáticos en la empresa

En tecnología todo se mueve muy rápido. Sistemas operativos, hardware, aplicaciones, programas… Las empresas hacen grandes inversiones que al cabo de un tiempo se han quedado obsoletas. Vamos a ver cómo nos ayuda el renting tecnológico a renovar nuestra empresa y que no pierda productividad por trabajar con herramientas obsoletas que hoy en día no dan la respuesta adecuada a las necesidades de la empresa.

Y es que, por mucho que pensemos que nuestro viejo ordenador con Windows XP sigue siendo útil, que funciona bien, no nos ofrece en muchos casos la velocidad y la agilidad necesaria hoy en día. Eso por no hablar del problema de seguridad que tenemos con un sistema que tiene más de 15 años de antigüedad, ¿tenemos algo con más de 15 años funcionando en la empresa todavía? Quizás el fax que es otro de los elementos anacrónicos que siguen manteniendo muchas empresas. La financiación no debe ser un problema para esta renovación.

Renting tecnológico para renovar la tecnología de la empresa

Para renovar la empresa, uno de los impedimentos de muchas empresas tiene que ver con los costes económicos asociados. Pueden ser elevados, sobre todo a medida que aumentas los equipos a renovar. Por ello muchas empresas apuestan por el alquiler o arrendamiento. La empresa arrendadora puede ser una entidad financiera, como en el caso del renting tecnológico del Héroe Financiero.

La empresa pagará unas cuotas durante el período que dura el contrato, que se puede acotar entre uno y cinco años. Además del uso y disfrute de estos equipos informáticos, el arrendador ofrece un compromiso de servicio integral dentro del cual se incluye el mantenimiento, seguros, impuestos o las gestiones necesarias relativas a dichos equipos. De esta forma simplemente nos despreocupamos de las herramientas, de que funcionen tal y como esperamos. Esto es muy interesante sobre todo para las empresas que no tienen un servicio técnico propio.

Además para las compañías supone una oportunidad para deducirse el gasto contable derivado de la adquisición de los equipos en el Impuesto de Sociedades. A efectos contables, dichos equipos no estarán de alta como un activo, dado que los riesgos y beneficios de dichos equipos son inherentes al propietario de los mismos. Esto ayuda a mejorar el fondo de maniobra, al no tener que dedicar más recursos a largo plazo para la adquisición de los equipos.

Además, el renting tecnológico de Héroe Financiero incluye un seguro para los equipos y la posibilidad de renovación tecnológica de los mismos. Un equipo informático, pasados cinco años de su adquisición, se puede estirar un par de años más, pero en la mayoría de los casos, sobre todo en las gamas bajas o medias, ya están para renovarse. Otros equipos, como smartphones o tablets, todavía necesitan cambiarse antes y raro es que duren más de dos años en condiciones óptimas. En otros equipamientos, como servidores, electrónica de red, impresoras, etc. suelen estirarse algo más, pero raro será el equipo que nos dure más de 10 años. Lo ideal es que la empresa se conciencie de que necesita estar en constante renovación en sus herramientas informáticas.

Si se consigue definir el gasto anual como un gasto más de explotación, algo a lo que nos puede ayudar utilizar las herramientas de financiación como el renting tecnológico. Lo ideal es que nuestra empresa no sea prisionera de sus inversiones, estirando la tecnología más de lo necesario. La renovación constante de los equipos garantiza que no penalizamos la productividad y competitividad de nuestro negocio.

Ver los comentarios

No hay comentarios aún.

Deja un comentrio