¿Qué es el ICO?

En nuestro blog, año tras año, hemos dedicado un buen número de posts a las lineas ICO, unas herramientas de financiación que forman parte del paisaje empresarial español desde hace mucho tiempo y que están plenamente asentadas. Sin embargo, quizás sea necesario ir más allá del análisis concreto y tener claro qué es el ICO y cómo funciona, para ser conscientes de la labor que desarrolla el único banco público estatal.

Por ello, en las próximas lineas, vamos a definir al ICO, examinar qué funciones realiza y cómo lo lleva a cabo. Sabremos por tanto qué podemos esperar del mismo y qué no, lo que sin duda será una ventaja a la hora de gestionar financieramente nuestras empresas.

¿Qué es el ICO?

El ICO tiene casi 50 años de historia, ya que nació allá por 1971. En sus inicios vino a ser la entidad que coordinaba todo el conjunto de bancos públicos, convirtiéndose finalmente en una suerte de cabecera del holding bancario público. En 1991, con la creación de Argentaria, en la que se incorporaron estos bancos públicos, y del ICO se separaron. Es ahí donde se reinventar el ICO tal y como lo conocemos, y cuyo marco legal se acaba de cerrar en 1999.

¿Qué es a día de hoy el ICO, conforme a sus estatutos?

El ICO es un banco público, una entidad de crédito, con forma jurídica de entidad pública empresarial, adscrita al Ministerio de Economía y Competitividad, desarrollando además las funciones de Agencia Financiera del Estado.

Al ser un banco público, una entidad crediticia, una entidad pública empresarial (como AENA hasta hace poco, por ejemplo), lo que queremos decir es:

  • Que su fin ultimo es dar financiación: prestamos, créditos, etc…
  • Que su gestión es autónoma, separada de los PPGG del Estado, que no se nutre de subvenciones, si bien puede recibir del Estado, su único “socio” capital para reponer los niveles de solvencia adecuados.
  • Que, como consecuencia de lo anterior, debe autofinanciarse para lo que recurre a los mercados financieros mediante la emisión de deuda, a lineas crediticias de operadores financieros internaciones públicos o privados, etc. Lo que no hace el ICO, a diferencia de la banca privada, es captar depósitos entre el público.

Frente a este rol más independiente de Banco Público actual también como Agencia Financiera del Estado, lo que se concreta bien en la financiación directa a los afectados por determinadas catástrofes naturales o económicas, bien mediante la gestión por parte del ICO de determinados fondos públicos para financiar la exportación, la cooperación al desarrollo, etc.

¿Cómo financia el ICO a las empresas?

Una vez tenemos clara el doble papel del ICO vamos a ver de qué modo concreto se abordan las operaciones de financiación. En este sentido, podemos diferenciar dos grandes vías, la financiación directa y las lineas de mediación.

En la financiación directa la operación se cierra sin intermediarios entre el ICO o los Fondos que este gestiona y las empresas, tratándose de empresas y operaciones de determinada dimensión.

Las herramientas de las que se dispone en su vertiente de banco público a son las siguientes:

Como Agencia Financiera del Estado, los programas a través de los que el Estado contribuye a la financiación empresarial bajo la supervisión del ICO son los siguientes:

Sin embargo, entre las pymes cuando hablamos de ICO nos estamos refiriendo a las Líneas ICO o Líneas de Mediación, de cuya convocatoria anual os vamos informando puntualmente. En estas Líneas ICO o de mediación el ICO actúa a través de la intermediación de otras entidades de crédito, que se adhieren a un convenio. Dentro del marco definido por dicho convenio, el ICO pone los fondos a disposición de las entidades en unas condiciones concretas, y estas son las que se encargan de comercializarlos, de estudiar y aprobar las operaciones, asumiendo así mismo el riesgo de los créditos.

Para el 2015 podemos destacar las siguientes líneas ICO:

  • Línea ICO Empresas y emprendedores.
  • Línea ICO Garantía SGR/SAECA.
  • Línea ICO Exportadores.
  • Línea ICO internacional.

A través de las redes bancarias privadas el ICO consigue llegar de este modo a miles de pymes, lo que le resultaría mucho más costoso de realizar de un modo directo. Además logra que estas entidades bancarias se impliquen en el análisis, aprobación y gestión del riesgo, pues serán ellas las que deban devolverle los fondos con independencia de que los prestatarios finales, de las que las pymes, lo acaben haciendo. Es por ello que, si bien las condiciones financieras en las lineas mediación son muy concretas, a la hora de decidir la aprobación el criterio que se impone es el de la entidad financiera privada.

Para este año 2015, el objetivo es distribuir a través de las Líneas ICO 14.000 millones de euros entre las pymes españolas.

Ver los comentarios

No hay comentarios aún.

Deja un comentrio