Prestamos ICO | Estrategias para conseguir un crédito ICO

Las diferentes líneas de financiación que otorga el Instituto de Crédito Oficial –ICO– son una interesante opción para los emprendedores que quieran abrir su propio comercio o darle un empujón al que ya tienen. En concreto, en 2015 se concedieron líneas de crédito por valor de 9.671 millones de euros.

De los detalles relativos a los préstamos ICO para 2016 ya te hablamos anteriormente, por lo que en esta ocasión profundizaremos en la estrategia que deberías adoptar si quieres conseguir este tipo de financiación

Cómo conseguir un crédito ICO

La financiación que ofrece el ICO está especialmente pensada para las PYMES y micro PYMES, ya que hasta el 66 % de los créditos concedidos fueron a parar a empresas con 10 empleados o menos.  De hecho, a pesar de que hay un límite de 12,5 millones de euros al dinero que se presta a través del ICO, los préstamos que se suelen conceder no superan los 25.000 euros de importe en más de la mitad de los casos.  

¿Dónde solicitar un crédito ICO

Para optar a ellos es importante que tengas claras una serie de ideas y la principal es que quien tramita el crédito es un banco privado. Esto significa que solo puedes solicitar el préstamo en unas entidades concretas y que estas te requerirán unas condiciones muy parecidas a las que encontrarías en un crédito privado. Esto es así porque, en caso de impago por tu parte, será el banco el que asuma las pérdidas y no el ICO.

De esta manera, lo más importante que tienes que aportar en el momento de solicitar tu financiación es un plan de negocio solvente. La entidad que responderá por ti en caso de impago quiere saber qué tipo de comercio, servicio o producto vas a desarrollar y cómo piensas hacerlo rentable.

Plan de negocio y Producto Mínimo Viable. Muestra tu idea

Es habitual que a la hora de exponer tu plan de negocio el intermediario bancario te haga una serie de preguntas que buscarán saber hasta qué punto conoces tus números y ‘has hecho tus deberes’. Piensa que tienes que convencerle de que la tuya es una idea en la que merece la pena invertir, por lo que cualquier dato o información extra que aportes te puede ayudar a conseguir la financiación.

Un buen ejemplo es el Producto Mínimo Viable o, por sus siglas en inglés, MVP. Piensa en él como un prototipo muy básico de lo que quieres que sea tu producto – o servicio, dado el caso-, pero que ya se puede probar y testar en el mercado. Y esta parte es verdaderamente importante.

Por muy buena que sea tu idea, debes cerciorarte de que hay un mercado para ella, de que hay clientes dispuestos a pagar por tu producto o servicio. A la hora de estudiar tu petición de crédito lo más normal es que te pregunten por tu público objetivo. Deberías conocerlo perfectamente y presentar números que respalden que no son intuiciones tuyas, sino que verdaderamente hay mercado ahí fuera para ti. Esto se hace a través de un estudio de mercado, algo que no debería faltar en tu solicitud de crédito.

Por supuesto, este caso solo se aplica si vas a comenzar un nuevo negocio. En caso de ya disponerlo y de necesitar tan solo liquidez, desde el banco nos solicitarán la documentación relativa al estado de nuestras cuentas. No hay que recordar que la ausencia de deudas pendientes o que contar con una situación económica estable es una prioridad para acceder al crédito.

La garantía en los préstamos ICO

Como explicábamos al inicio, la concesión de un crédito ICO está sujeta a una serie de requisitos muy parecidos a los de cualquier otro préstamo. Esto incluye la necesidad de aportar garantías y avales.

A mayor volumen de financiación solicitada es posible que nos exijan un nivel de garantía de pago mayor, como contar con un aval o un bien inmueble en posesión. Este es, desde luego, uno de los apartados a los que debes prestar más atención en el momento de conceder un crédito.

Ahorros y experiencia son clave para acceder al crédito

Un muy buen punto de partida si solicitamos un crédito ICO para poner en marcha nuestro negocio, es contar con unos ahorros propios de partida con los que complementar nuestra inversión inicial. Esto reducirá el capital que necesitamos que nos financien y, sobre todo, le demuestra al banco que tenemos capacidad de ahorro y que también ponemos en juego nuestros propios fondos.

Esto no quiere decir que no podamos optar al 100 % de la financiación que necesitamos. A diferencia de otro tipo de préstamos, los bancos sí financian completamente este tipo de proyectos cuando se destinan a la inversión de nuestro negocio o a otorgarnos liquidez.

Por otro lado, probar años de experiencia en el sector en el que vamos a emprender es siempre un plus de confianza para la entidad bancaria. Por poner un ejemplo, no es lo mismo intentar abrir un negocio de hostelería cuando se ha sido camarero o cocinero durante un buen puñado de años que cuando apenas se tiene conocimiento del sector y nunca se ha trabajado en él.

Acude a tu banco de siempre

Si tu entidad bancaria habitual está entre las que tramitan créditos ICO, deberías empezar por ella en tu búsqueda de financiación. Un banco que ya nos conoce como clientes siempre nos dará más facilidades que una entidad que no tiene referencias nuestras.   

Héroe Financiero | Préstamos y ayudas para montar un negocio 

Ver los comentarios

No hay comentarios aún.

Deja un comentrio