Las mejores opciones para el pago seguro en tu e-commerce

Una de las razones por las que al final de una venta online un cliente se puede echar atrás es la desconfianza en los medios de pago electrónicos. La seguridad de los datos pero también del medio electrónico donde no tenemos a una persona detrás pueden hacer que no se llegue a cerrar la venta. Por eso hoy vamos a hacer un repaso para ver las mejores opciones para el pago seguro en tu e-commerce.

Una de las cuestiones básicas que debemos hacer es generar la confianza en el cliente. Para ello es importante ofrecer varios medios de pago, ya que de esta forma puede elegir aquel en el que más confía. Tenemos la opción de ofrecer pago por transferencia, pago contra reembolso o pago con tarjeta a través del TPV virtual, por citar tres ejemplos. De esta forma tenemos diferentes alternativas a disposición del cliente para que pueda elegir la que más le interese.

La confianza del TPV virtual

Si la opción elegida es a través de tarjeta utilizando el TPV virtual es muy importante que nuestro e-commerce vaya informando y detallando los pasos que va a seguir para realizar el pago. Además que existan opciones de adaptación del look & feel de la página a la pasarela de pagos que ofrece el TPV, para que el cliente no tenga la sensación de que se ha marchado a un sitio totalmente ajeno al e-commerce donde quiere adquirir su producto. Esto ayuda a ganarnos la confianza y que la transacción se lleve a cabo con éxito.

Además nuestro TPV virtual debe ofrecer un protocolo de seguridad adecuado, que identifique a cada una de las partes de forma fehaciente. El protocolo de Comercio Electrónico Seguro, desarrollado por VISA y MasterCard ayuda a autenficar a cada una de las partes que intervienen en la transacción, por un lado el cliente con su código de acceso emitido por su banco para realizar pagos mediante tarjeta y por otro lado el comercio que realiza la venta. De esta forma tenemos una medida adicional a los requisitos habituales de los pagos con tarjeta a través de internet.

Además el TPV virtual puede incorporar reglas avanzadas para la gestión del fraude, como el control de dirección IP y el país emisor de la tarjeta, la verificación de transacciones repetitivas mediante alertas y reglas de manera que el comercio ofrezca la seguridad necesaria a los clientes. Toda esta información se debe incluir en nuestra tienda online, poniéndola a disposición de los clientes para que si tienen alguna duda puedan verificar la seguridad de nuestra pasarela de pagos. Además nuestro TPV virtual quiere cumplir con la normativa de las marcas de tarjetas PCI-DSS es importante contar con el asesoramiento de nuestra entidad bancaria para lograr el correcto cumplimiento de la normativa.

Otra opción que podemos ofrecer a los clientes es el pago a través de carteras electrónicas como iuapay! donde los usuarios tienen asociadas diferentes tarjetas, pero para realizar el pago basta con añadir usuario y contraseña. De esta manera se evita tener que introducir los datos de la tarjeta, algo a lo que algunos usuarios son bastante reticentes. La ventaja de este modelo es que se busca dar un valor añadido a usuarios que ya están habituados a comprar por internet, por lo que es más fácil lograr la conversión y fidelizarlos en nuestro e-commerce.

Vender no es sencillo, por eso cuando ya estamos a punto de cerrar la venta no podemos dejar que el cliente se escape por falta de confianza en los medios que ofrecemos para realizar los pagos. Si tenemos un buen TPV virtual con las medidas de seguridad adecuadas, seguro que esto no ocurre, pero en todo caso no está de más facilitar otros medios alternativos para que se pueda cerrar la venta.

Ver los comentarios

Aún no hay respuestas

Deja un comentrio