El renting como solución a los problemas de coches y vehículos

Al la hora de comprar un vehículo de empresa, surge la cuestión de cómo financiar la compra. Si no se dispone de fondos propios y se quieren usar recursos ajenos, una de las vías que ofrecen las entidades bancarias es el renting. Se trata de una operación que si se prepara bien, puede acarrear importantes beneficios al negocio, como son ventajas operativas, fiscales y financieras.

Cómo funciona una operación de renting para comprar un coche de empresa

El renting para comprar un coche de empresa es una operación de compraventa y alquiler en la que intervienen una empresa que quiere comprar un coche para su actividad, una entidad financiera y un concesionario de coches. La empresa que quiere adquirir un vehículo acude al banco y solicita la operación de renting para financiarla, el banco la estudia y si la aprueba, es la entidad quien compra el vehículo al concesionario y lo pone a disposición de la empresa mediante un acuerdo equivalente a un alquiler.

El propietario, es decir, el banco, se hace cargo de los gastos de la compra, de los de mantenimiento (incluyendo reparaciones, seguro, ruedas, revisiones y excluyendo combustible) y a cambio le cobra a la empresa una cuota mensual durante un período de tiempo estipulado (suele ser de uno a cinco años). Una vez finalizado el contrato, la empresa puede devolver el coche a la entidad y optar a otro contrato de renting para otro vehículo, puede pactar un precio de compra del bien o renovar la operación de renting.

Ventajas del renting para adquirir vehículos de empresa

Una operación de renting se justifica por las ventajas que tiene para las empresas que optan por esta vía de financiación, en el plano fiscal, financiero, económico y operativo:

Ventajas del renting en el plano fiscal

Las ventajas fiscales del renting consisten en la posiblilidad de deducir como gasto la totalidad de las cuotas pagadas, cuando el vehículo adquirido se dedica a uso de empresa. Esta modalidad por tanto, ayuda a poner negro soble blanco el propietario del vehículo (la empresa) dato importante a la hora de encajarlo como gasto decudible o no, evitando dudas sobre su amortización en la contabilidad.

Ventajas del renting en el plano financiero

La mayor ventaja del renting en el plano financiero es que evita que la empresa inmovilice sus recursos en vehículos de empresa, que normalmente suelen suponer un importante esfuerzo. Un contrato de renting no supone la adquisición de un activo, sino la firma de un contrato de alquiler, por tanto, el balance del negocio no sufre alteración alguna y se mejoran los ratios financieros.

Ventajas del renting en el plano económico

La mayor ventaja del renting en el plano económico está en que una operación de este tipo ayuda a transformar un coste variable en uno fijo, lo que permite una mayor estabilidad presupuestaria y ayuda a asegurar los objetivos de gasto del ejercicio. Si surge una avería o un accidente sin culpa, la entidad financiera debe poner a disposición de la empresa otro vehículo de similares características o resolver el contrato de renting, según se haya pactado.

Ventajas del renting en el plano operativo

La mayor ventaja del renting en el plano operativo está en que se simplifican las gestiones necesarias para el mantenimiento de la flota de vehículos de empresa, evitando tener que gestionar suministros de ruedas, servicios de reparación de averías y mantenimiento, seguros, entre otros gastos que son responsabilidad de la entidad financiera. De esta manera, la empresa sólo tiene que enargarse de llevar los coches al taller para su mantenimiento o poner a disposición de la entidad financiera los mismos para que se pueda encargar ella de gestionarlo.

Ver los comentarios

Aún no hay respuestas

Deja un comentrio