Conceptos básicos de finanzas

¿Estás pensando en empezar a invertir pero te sientes un poco perdido en todo este mundillo? ¿Te gustaría saber más sobre los conceptos más importantes? ¡Pues aquí estamos con Héroe Financiero, al rescate como nuestro propio nombre indica!

Antes que nada, queremos tranquilizarte: si te ves perdido y no entiendes muchos de los conceptos que se manejan en las plataformas habituales de inversión¡No te preocupes! Empezar siempre es sinónimo de tener dudas y de no entender ciertas cosas. Pero con paciencia y un poquito de interés, rápidamente te encontrarás a tí mismo sabiendo perfectamente cómo manejarte y qué esperar de tu situación financiera.

¿Qué términos deberíamos manejar si queremos iniciarnos en el mundo de la inversión y de las finanzas? ¿Cuáles son las primeras ideas con las que tenemos que familiarizarnos?

Pues sobre todas ellas vamos a hablar en este post así que si estás interesado…¡Continúa leyendo!

El capital financiero

Hay conceptos de las finanzas que creemos que son bastante fáciles de entender, como puede ser el concepto de ahorro sobre el que hablamos bastante en el blog, el concepto de dinero o el concepto de inversión.

Una vez que nos ponemos en la situación de una persona que quiere hacer trabajar a sus ahorros, para invertir en algunos campos y así generar más dinero, ¿cuál es el concepto que primero tendría que comprender? Pues bajo nuestro punto de vista, el del capital financiero.

El capital financiero es básicamente el dinero que ha acumulado una misma persona y que pretende en un futuro próximo o lejano, hacerse más grande. Esto quiere decir que este dinero no es un dinero a secas, sino el dinero que está en continua búsqueda de mayor beneficio económico a través de la inversión.

Poder adquisitivo

El poder adquisitivo es un concepto financiero que también usamos bastante en el día a día de cualquier persona. Hace referencia a una cifra o cantidad de dinero y de bienes que delimita la capacidad económica de dicha persona. Así, tener un buen poder adquisitivo supondrá la posibilidad de comprar o consumir más servicios y productos, tanto en términos del día a día como dentro del área de la inversión.

El poder adquisitivo es un concepto entonces descriptivo de la actividad económica de una persona, y define precisamente lo bien o lo mal que nos está yendo. Pero, como casi todo en la vida, es un término a veces subjetivo, pues si estamos empezando nuestro poder adquisitivo será menor que el de la persona experta, pero no tiene porque estar mal teniendo en cuenta nuestra poca experiencia.

El poder adquisitivo no tiene que hacer solamente referencia a la económica de una persona, sino a la valoración de una moneda. También el poder adquisitivo del euro, por ejemplo, puede subir o bajar.

Inflación

La inflación es un término que seguramente hayas oído alguna vez en conversaciones más generales sobre la economía. Este concepto nos habla de una subida generalizada del precio de los bienes y del precio de los productos o los servicios.

Aunque pueda parecer lo contrario, esta subida del precio de las cosas que puede venir determinada por un uso desmedido de un determinado producto, o como respuesta a alguna crisis social o económica en un determinado país, no es algo positivo para la economía, y es que esta subida lo que hace es causar que se pierda el valor real de las cosas.

La inflación es mala para la gente de a pie, que con la subida del precio de los productos empieza a sufrir la posibilidad de no poder comprarlos. Sin embargo, de cara a la inversión, hay determinados profesionales financieros que nos han enseñado que también se le puede sacar su ventaja a la inflación para beneficiar a nuestros ahorros.

Punto de equilibrio

¿Has escuchado alguna vez el concepto de punto de equilibrio? Si has tenido o tienes alguna empresa a tu nombre, seguramente lo conocerás. El punto de equilibrio llega cuando una empresa al fin alcanza el pago de todas sus deudas, y se encuentra en el momento en el que los beneficios ya no sirven para pagar las deudas sino para empezar a sumar

El punto de equilibrio, por tanto, llega cuando la empresa tiene sus cuentas a 0: donde no está todavía ganando dinero pero tampoco lo pierde ya. A partir de este punto de equilibrio, la empresa empezará a sumar a sus cuentas todos los beneficios, en lugar de ir perdiéndose a medida que entran. También es cierto que en el momento en el que las ventas bajen, el punto de equilibrio podría volver a ir hacia atrás.

Cuando una persona emprende un negocio, lo lógico entre los muchos estudios que debe preparar para ver si su idea funcionará, es hacer un cálculo estimado del momento en el que llegue el punto de equilibrio. Así podrá ver cuántas ventas necesitará para llegar a él, y calcular realmente si vale la pena.

Presupuesto

El presupuesto es uno de los conceptos más mundanos de los que en esta lista hemos establecido. Todo el mundo puede imaginarse lo que es un presupuesto, y en términos de finanzas e inversión es exactamente lo mismo: un cálculo del máximo de dinero que se puede gastar para un determinado proyecto

A la hora de realizar un proyecto, no suelen valer los cálculos estimados. Necesitarás saber en qué exactamente vas a necesitar gastar dinero, para conseguir un total realista y así saber si merece la pena a la hora de compararlo con el cálculo de las ganancias.

Activo y pasivo

En el lenguaje cotidiano utilizamos continuamente las referencias a lo activo y lo pasivo, y tenemos que entenderlas de la misma forma cuando hablamos de invertir y de nuestras finanzas.

Un activo es un bien que nos pertenece cuando hemos realizado una inversión. Así, puede ser un concepto más aplicado a lo tangible, como a cosas más etéreas como un derecho de patente.

Sin embargo, el pasivo es un concepto más difícil de entender, pero que debemos saber que es exactamente lo contrario del activo: es un término contable para referirse a las deudas y las obligaciones de un inversor o de una empresa. Mientras que el activo es el que nos habla de los beneficios que hemos conseguido invirtiendo, el pasivo nos habla del dinero que debemos porque lo hemos empleado en invertir.

Liquidez

La liquidez es otro de los términos que más se usan dentro del mundo de las finanzas, y nos hablan de la cantidad económica posible que tenemos para afrontar los pagos que nos vayan viniendo.

Así pues, nuestra liquidez como inversores no solamente es el dinero tangible y real que tengamos para pagar ciertas cosas, sino también el que somos capaces de conseguir pidiendo préstamos, o el que nos deben terceros de deudas que puedan tener con nosotros.

¡Y hasta aquí ha llegado nuestro post hablando de los conceptos básicos del mundo de la finanza que debemos conocer! Estos fueron los primeros términos que nosotros comprendimos, y que nos hicieron entender la gran mayoría de mensajes y referencias que encontrábamos en las páginas que hablan de inversiones, o en las plataformas de inversión como pueden ser los Roboadvisors.

Es cierto que después de un cierto tiempo invirtiendo, y sobre todo cuando empieces a tener una cartera de inversión más diversa, habrá conceptos que sigan llegando por primera vez y que no entiendas. ¡No desesperes! Cada cosa va a su ritmo y está bien empezar por lo más básico.

Pero, de todas formas, si quieres más información sobre los conceptos que se usan en el ámbito de la inversión, puedes preguntarnos siempre que quieras a través de los comentarios.

¡Hasta el próximo post!

Ver los comentarios

Aún no hay respuestas

Deja un comentrio