Calcula fácilmente si te compensa devolver el préstamo de tu negocio

La mayoría de negocios nacen o crecen mediante la firma de un préstamo con una entidad financiera, cuyo momento de solicitud, cantidad a pedir o a qué inversión o gasto lo vamos a destinar puede estar más o menos claro.

En cambio, es menos habitual enfrentarse a la decisión de cancelar un préstamo, cosa que a los empresarios menos experimentados o a los emprendedores inexpertos les puede resultar difícil de afrontar por no tener criterios suficientes para decidir. Por este motivo, intentaremos explicar cómo calcular fácilmente si te compensa devolver el préstamo de tu negocio.

Necesitamos información básica de nuestro préstamo

En primer lugar, debemos contar con la información necesaria para poder tomar la decisión y realizar los cálculos. Esto es básicamente tener el cuadro de amortización del préstamo, que debemos localizar entre la documentación de nuestro negocio, ya que es un cuadro que se adjunta cuando firmamos el contrato de préstamo con nuestro banco.

Si no lo tuviéramos o no lo localizamos, normalmente lo podemos descargar en el portal online de nuestro banco, accediendo al apartado de préstamos o yendo directamente a la oficina para que se nos facilite un duplicado.

El cuadro de amortización del préstamo

Los bancos utilizan normalmente para el cálculo de la cuotas e intereses del préstamo el sistema francés, caracterizado porque las cuotas que se pagan son constantes (columna 4, que es la suma de la 2 y la 3). Este sistema hace igualmente que, si nos fijamos en el desglose de cada una de las cuotas, a medida que pasa el tiempo (ver los meses en la columna 1) se paga una cantidad menor de intereses (columna 3) y se realiza una mayor amortización de capital (columna 2), al contrario que pasa al principio de los préstamos, donde se pagan más intereses que capital que se devuelve.

El ejemplo que estamos viendo se encuentra en los últimos dos años de préstamo, omitiendo todos los meses anteriores, cosa que no afecta a los cálculos. En la columna 5, finalmente, podemos ver lo que nos queda por devolver en cada mes que pasa (es la resta de la columna 5 y la 2).

Cálculos para decidir si devolver el préstamo de tu negocio

Para calcular si es el momento de cancelar el préstamo, lo primero que debemos tener claro es la comisión bancaria que tenemos en el contrato para realizar la cancelación, algo que viene claramente detallado en las condiciones del préstamo; en este ejemplo, hemos estimado una cantidad de 150 euros.

Ni que decir tiene que es importante, para seguir calculando, tener los datos en alguna hoja de cálculo, ya que sin duda nos facilitará la labor, ya que tendremos que generar una columna con la Suma de intereses que nos quedan por pagar (columna 6), que resulta de realizar un simple sumatorio acumulado en cada celda de los interés de los meses que nos quedan por delante (columna 3).

Y, por último, veamos la columna que finalmente nos ayudará a decidir de manera objetiva (columna 7). Esta se obtiene simplemente restando a los intereses que nos quedan por pagar en cada mes la comisión por cancelación, que en este ejemplo es de 150 euros, resultando una columna en la que se pone de manifiesto, si el valor es positivo, que nos compensará cancelarlo en vez de continuar pagándolo.

En el caso del ejemplo, para entenderlo, si decidimos cancelarlo en junio de 2016, vemos cómo nos podemos ahorrar 156,26 euros. ¿Cómo se llega a esta cifra? Hay que quitar a los intereses que nos quedarían hasta el final del préstamo, 306,26 euros, lo que vamos a pagar si lo cancelamos, 150 euros.

Siguiendo con el ejemplo, vemos cómo en diciembre de 2016 ahorramos 11,43 euros, y que si esperamos al mes siguiente (enero 2017) perdemos dinero, ya que los intereses que nos ahorraríamos son menores que la comisión que pagamos.

Con esto, lo que está claro es que, a medida que pasa el tiempo y vamos devolviendo un préstamo, cuando se va llegando a la finalización cada vez interesa menos hacer una cancelación total.

Otros criterios básicos para decidir la cancelación del préstamo

No hay que olvidar algo obvio, y es que una de las cosas que debemos tener claro cuando hablamos de cancelación es que, aparte de pagar la comisión, tenemos que pagar el principal (columna 5), por lo que debemos tener dinero suficiente para estar seguros de que después de cancelar el préstamo no tengamos problemas de tesorería, y nos arrepintamos.

Finalmente, y en relación a lo anterior, hay que considerar que antes de cancelar un préstamo debemos reflexionar y estar seguros de que si por cualquier motivo nos hiciera falta pedir financiación otra vez estaríamos en disposición de que el banco nos lo concediera, ya que entonces es mejor no arriesgarse.

Ver los comentarios

Aún no hay respuestas

Deja un comentrio