Anticipo TPV de facturación, todo lo que necesitas saber para no tener problemas de liquidez en la empresa

Muchas veces los negocios pasan por tensiones de tesorería, donde pasan unos días entre pagos u obligaciones que tenemos que cumplir con nuestros proveedores y el tiempo que tardamos en cobrar o sacar beneficios de los productos que hemos vendido. En todo caso puede que te interese conocer un servicio asociado a los TPV de Héroe Financiero como el anticipo TPV de facturación. Vamos ver todo lo que necesitas saber para no tener problemas de liquidez en la empresa.

Gracias a este servicio se puede obtener un anticipo del 100% de la facturación mensual media de tu negocio hasta un máximo de 15.000€ para hacer frente a las necesidades de liquidez sin tener necesidad de acudir al banco. La operación se realiza directamente desde el propio TPV, así que no puede ser más cómodo y no te hará perder tiempo o tendrás que cerrar tu negocio para gestionarlo.

Así funciona el anticipo TPV de facturación

Para poder acceder al anticipo TPV de facturación debemos tener una antigüedad mínima de seis meses facturando con el TPV Héroe Financiero. De esta forma se puede obtener una media ponderada de facturación mensual más exacta sin estar tan ligada a variaciones estacionales o de temporada.

Esta opción se puede contratar al solicitar el TPV, como otras opciones como el pago en divisas. En ese momento recibes una tarjeta específica para poder solicitar los anticipos de facturación. Siempre hay que tener en cuenta una serie de cuestiones para solicitar el dinero que necesitemos y saber como vamos a amortizarlo de la manera más favorable para nuestro negocio.

Sólo se permite una disposición del anticipo vigente. Los límites disponibles, al depender de la facturación media, se actualizan de forma mensual. A medida que crezca tu facturación, aumenta la cantidad de la que se puede disponer, hasta un máximo de 15.000€.

Esta alternativa para la financiación de tu negocio tiene una comisión del 2% por importe anticipado y una retención del 20% del importe facturado diariamente en el TPV. El plazo de amortización son 150 días, que en caso de no tener amortizaciones previas el último día del plazo se hará el cargo del mismo en la cuenta asociada.

Lo interesante de este servicio es que podemos solucionar problemas de liquidez de forma muy rápida y cómoda. Sobre todo porque sabemos muchas veces que tenemos vendido un producto, que en ocasiones es el propio cliente el que nos está demandando. Es una forma de no perder una venta simplemente por una falta temporal de liquidez, que en ocasiones se soluciona a través de la propia entidad financiera, pero de esta forma tenemos la tranquilidad de hacerlo directamente desde el propio TPV.

Ver los comentarios

Aún no hay respuestas

Deja un comentrio